Muy pocas personas tienen la suerte de ganarse la lotería al comprar un solo boleto de forma casual; no obstante, esto le pasó a Marion Forrest, una mujer mayor, que gracias al cajero de una tienda de conveniencia se llevó un boleto para el concurso, el cual resultó ganador.

Esta situación sucedió en Estados Unidos, en la tienda Duke’s Mini Mar. Así, Marion no pensaba comprar el boleto; no obstante, uno de los empleados del lugar, llamado Walter, la persuadió para participar por el premio de 500 mil dólares.

De esta manera, Marion accedió a comprar el boleto, pero antes de llevárselo le prometió al cajero que, si ganaba la lotería, entonces compartiría el premio con él, dándole la mitad de lo que obtuviera.

Una promesa cumplida

Una semana después de que Marion descubrió que había ganado la lotería, y aunque no fue el premio mayor,  obtuvo 300 dólares, por lo que decidió ir a cumplir la promesa que le había hecho a Walter.

Por este motivo, volvió a la tienda de conveniencia en busca del cajero. En su mano llevaba un sobre blanco y dos globos, uno dorado y uno verde.

Una vez dentro de la tienda, preguntó por él y cuando lo vio en el mostrador le extendió el sobre y le dijo emocionada “esto es para ti, Walter, gané”; además, le entregó los globos.

Esta situación fue registrada en un video que grabaron los nietos de la señora, quienes la acompañaron a entregar la mitad del premio, pues en el sobre, se encontraban 150 dólares.

Cuando Marion entregó el sobre al cajero, las personas que presenciaron el hecho comenzaron a aplaudir, mientras una más dijo “muchas gracias por ser tan honesta”.

El cajero, sorprendido y emocionado por lo que la mujer acababa de hacer, le dio la vuelta al mostrador para abrazar a Marion y agradecerle por compartir el premio que ganó de la lotería con él.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.