Al encabezar junto con la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero el Acto de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto y en Recuerdo de Gilberto Bosques Saldívar, Ricardo Monreal Ávila recordó que la justica no debe ser solo para unos cuantos, sino que debe erigirse como una auténtica necesidad y un legítimo derecho de todas y de todos.

Dejó en claro que la corrupción en todos los niveles del Poder Judicial, “ha hecho que se nos olvide la justicia social, por lo que si construimos un Estado de derecho sólido, podremos cambiar el futuro de México”.

Monreal Ávila advirtió que en el caso del Holocausto la justicia llegó tan tarde que no fue capaz de impedir la muerte de seis millones de personas, entre ellas, un millón de niñas y niños.

El también coordinador parlamentario de Morena asentó que, frente a las injusticias y las tropelías, “no podemos actuar con neutralidad ni con tibieza, pero tampoco de manera tardía”.

Además, reconoció que, en México, en muchas ocasiones, “parece que la justicia ha sido la gran olvidada, ya sea por falta de medios materiales o de recursos económicos; por una cuestión de organización dentro del aparato jurisdiccional o por el aumento en la interposición de procedimientos”.

Sánchez Cordero asentó que es necesario visibilizar el vergonzoso Holocausto lleno de odio, para que las nuevas generaciones nunca olviden “la oscuridad del totalitarismo que lo cubrió, pero sobre todo, para que no vuelvan a tener lugar en la historia de la humanidad”.

Dijo que diario debemos recordar que los derechos humanos son el pilar de todas las democracias, y que “la dignidad humana es la piedra que debe sostener cualquier ejercicio de gobierno y proyecto de nación”.

La presidenta del Senado consideró que la tolerancia y el entendimiento entre naciones y pueblos, son indispensables para que acontecimientos terribles como el Holocausto, el genocidio armenio o el extermino racial en América Latina, en la segunda mitad del siglo XX, no se repitan.

Olga Sánchez Cordero recordó el legado de Gilberto Boques Saldívar, diplomático, humanista, cónsul en Francia, quien es recordado por tramitar cientos de visas mexicanas para españoles que huían del régimen fascista de Franco y, posteriormente, para perseguidos políticos del nacismo, en el que se incluían miles de personas judías.

Las y los funcionarios de México debemos hacer propio el legado de Don Gilberto Bosques, actuar siempre bajo el respeto irrestricto de los derechos humanos y anteponer siempre la dignidad de todas las personas, sin distinción alguna.

Por ello, dijo, desde el Instituto Gilberto Bosques del Senado trabajamos para constituir un mejor país e impulsar un mundo más fraterno; además, coincidió con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila en que México requiere un Estado de derecho sólido.

Marcos Shabot Zonana, presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México, denunció que actualmente hay individuos, grupos y naciones que promueven la ideología del nazismo o del fascismo, la discriminación e intolerancia, y difunden a través de redes sociales, estereotipos religiosos, raciales o políticos.

Zvi Itzhak Tal, embajador de Israel en México, aseveró que la educación es el único medio para disminuir, significativamente, el discurso de odio y violencia que hay en redes sociales: “tenemos herramientas como sistemas educativos, centros pedagógicos y museos, para vencer la diseminación del odio”.

Heinz-Peter Tempel, embajador de Alemania en México, las nuevas generaciones deben conocer esta historia para que este tipo de crímenes no se repitan y se promuevan la tolerancia y la reconciliación.

El Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Polonia en México, Maciej Tadeusz Ziętara, consideró necesario reforzar las acciones para combatir el antisemitismo, el odio racial y la xenofobia.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.