Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazara la iniciativa que modifica diversas leyes para incluir el concepto de “crédito de nómina con cobranza delegada”, el senador Ricardo Monreal Ávila, aseguró que en la Cámara alta no se aprobará ninguna reforma que afecte a las y los trabajadores.

Como se recordará, la Cámara de Diputados aprobó el jueves por la mayoría de Morena que las empresas, antes de depositar el salario, podrían descontarle a sus trabajadores y trabajadoras los pagos pendientes por créditos de nómina que tengan con las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes).

Sin embargo, para enmendar el “error” de los diputados, Ricardo Monreal informó que tras reunirse con el presidente de la Cámara baja, Ignacio Mier Velazco, acordaron que el Senado no precipitará la decisión sobre el proyecto que busca regular el llamado “crédito de nómina con cobranza delegada”.

La minuta pasó por el respaldo de los votos de Morena y sus partidos aliados, pero no cuenta con el apoyo del Gobierno federal que, incluso, López Obrador advirtió que de aprobarse en el Senado y si llega al Poder Ejecutivo, la vetaría.

Es por ello que, en entrevista, previa a su participación en la clausura del foro sobre “Legislación y Desarrollo de la Apicultura”, que se llevó a cabo en Hermosillo, Sonora, el senador dijo que, así como está planteada, “no pasará” en el Senado la minuta de la Cámara de Diputados.

“En el Senado de la República vamos a darnos una pausa, no vamos a precipitar la decisión de la votación de la legislación”. La mayoría legislativa no actuará, de ninguna manera, en contra de los intereses de la clase trabajadora.

En otro tema, Monreal Ávila adelantó que la oposición impugnará el proyecto que aprobó el Senado, para precisar los alcances del concepto de propaganda gubernamental en el ejercicio de revocación de mandato, y “nosotros vamos a respetar el veredicto que se emita en los tribunales”.

Explicó que el Decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación hace tres días; así es que ahora los funcionarios pueden, sin distraer recursos públicos, opinar sobre este ejercicio democrático, pero “si llega una nueva resolución, tenemos que acatarla”.

Ricardo Monreal estimó que, a pesar de las restricciones, como el número limitado de casillas, saldrán a votar entre 18 y 20 millones de ciudadanos, y que el presidente Andrés Manuel López Obrador, obtendrá 80 por ciento de la votación a su favor, contra un 20 por ciento.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.