A pocos días de que concluya el año, el senador Ricardo Monreal Ávila hizo un recuento, en sus redes sociales, de los temas más importantes en los que ha abonado para la transformación del país la Cuarta Transformación, sobre todo en materia legal.

Recordó que la deuda con los maestros se pagó, porque se dio marcha atrás a la mal llamada reforma educativa de Peña Nieto y junto con el magisterio se construyó un ordenamiento legal acorde a sus necesidades.

Se refirió a los avances jurídicos en beneficio de niñas, niños y adolescentes. Los legisladores, dijo, están ocupados en dotar a este sector de desarrollo de más y mejores oportunidades, a sabidas que estos elementos son pieza clave para la transformación que México necesita.

“Va por ellos. Para la Cuarta Transformación, es fundamental garantizar el bienestar de todo el pueblo. En el Senado de la República estamos convencidos de la importancia de proteger y dar voz a aquellos que difícilmente son escuchados”.

“Trabajamos para la seguridad y la defensa de todos los sectores. Trabajamos para mejorar el presente de nuestro país y, sobre todo, trabajamos para un futuro en el que la niñez y la adolescencia puedan desarrollarse en libertad, con paz y con armonía; así como en una sociedad más justas, incluyente e igualitaria”.

Monreal Ávila sabe muy bien de lo que habla, porque no hace mucho presentó una iniciativa para impedir el matrimonio infantil y, con ello, proteger a niñas indígenas.

El líder de la bancada de Morena en el Senado señaló que en la actualidad las niñas son vendidas u obligadas a contraer matrimonio o uniones tempranas a cambio de pagos mediante transacciones manejadas como usos y costumbres.

Importante, pues se estima que todos los días nacen más de mil bebés de niñas y adolescentes, y que tan sólo en 2020 se registraron 373 mil nacimientos de madres menores de 18 años, de los cuales ocho mil fueron de niñas de entre 12 y 14 años.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.