Elementos de la Armada de México aseguraron dos embarcaciones menores con aproximadamente cuatro mil 400 litros de combustible y detuvieron a seis presuntos transgresores de la ley, a 332 millas náuticas (unos 614.8 kilómetros) al suroeste de costas de Manzanillo, Colima.

La Secretaría de Marina – Armada de México (SEMAR) informó que esta acción se realizó cuando personal de ese Mando Naval y de la Fuerza Naval del Pacífico, a bordo de la Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) y de una aeronave de esta Institución, detectaron dos embarcaciones menores con tres motores fuera de borda, transportando bidones de combustible y tres tripulantes en cada una, quienes aparentemente no efectuaban actividades de pesca, lo que causó sospecha de realizar una presunta actividad ilegal.

Por lo anterior, personal de Infantería de Marina realizó una inserción para inspeccionar ambas embarcaciones, dando como resultado que ninguna de ambas tripulaciones contaba con la documentación de posesión legal del combustible que trasladaban, por lo que los seis tripulantes fueron detenidos, leyéndoseles la Cartilla de Derechos Humanos.

Cabe mencionar que esta operación de vigilancia marítima se realizó bajo el concepto operacional trinomio (buque–helicóptero–Interceptora), empleando tecnologías de última generación.

En ese contexto, los seis presuntos transgresores de la ley, el combustible y las embarcaciones fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) para la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

La SEMAR señaló que esta acción se llevó a cabo con base en el Protocolo de Actuación del Personal Naval en funciones de Guardia Costera, actuando de manera coordinada tanto con unidades de superficie, aéreas y terrestres, como con las autoridades competentes; asimismo, en apego a lo establecido en la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza y en estricto respeto a los Derechos Humanos.

Finalmente, la SEMAR destacó que combate a la delincuencia organizada con los recursos que le provee la ley, siempre en estricto apego al Estado de Derecho, contribuyendo con ello a debilitar la logística de los grupos delictivos que operan en costas mexicanas y evitando el posible reabastecimiento de embarcaciones que presuntamente realizan trasiego de cargas ilícitas.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.