Desde el inicio del programa “Sí al Desarme, Sí a la Paz”, en la Ciudad de México, durante los tres años de la presente administración se han recabado voluntariamente un total de 6 mil 224 armas de diferentes calibres.

Actualmente el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Gobierno (SECGOB), mantiene instalados los módulos de dicho programa en los atrios de tres iglesias ubicadas en las Alcaldías Iztapalapa, Iztacalco y Benito Juárez, con el fin de que la ciudadanía tenga la confianza de acudir de manera anónima y voluntaria a entregar armas de fuego, cartuchos o municiones a cambio de un recurso económico, de lunes a viernes, en un horario de 10 a 14 horas,

La Secretaría de Gobierno, señaló que como parte del ejercicio 2022 del programa “Sí al Desarme, Sí a la Paz”, en distintas fechas ira recorriendo las 16 Alcaldías para contribuir a regresar la paz a los hogares y las colonias, concientizando sobre el peligro que representan las armas de fuego para la familia y la comunidad.

La dependencia capitalina, informó que el módulo instalado en la Catedral de Iztapalapa, ubicada en Ermita Iztapalapa 1271, en el Barrio de San Pablo concluye su actividad este jueves hasta el 10 de febrero mientras que la Rectoría de Santiago Apóstol, en Av. Santiago 54, en el Barrio de Santiago, Iztacalco, donde opera otro módulo hasta el próximo lunes 14 del actual.

Sin embargo, el canje de armas por dinero en efectivo también se realiza en la Parroquia de San Simón Apóstol, ubicada en Calzada San Simón 125, colonia San Simón Ticumac, en Benito Juárez, hasta el 17 de febrero.

“En estos puntos establecidos se brinda atención tanto a personas adultas mayores, mujeres, y hombres como a jóvenes. Además, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) local atiende a niñas y niños que asistan acompañados de su familia y deseen intercambiar juguetes bélicos por nuevos juguetes didácticos y recreativos que no fomenten la violencia”.

En este programa también participan la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) para el avalúo de las armas entregadas, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para la destrucción de las mismas, así como el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México que orienta a quienes acuden, y la Iglesia católica con la prestación de espacios.

Además, el Instituto de la Juventud distribuye a brigadistas de “Jóvenes Unen al Barrio” en calles y colonias a fin de dar a conocer esta acción institucional entre vecinas y vecinos y fomentar la participación.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.