La solidez de la relación entre México y China es palpable hoy, “lo que nos permite seguir profundizando en nuestros diversos intercambios e incentivar el dinamismo económico que tan sólo el año pasado reportó cifras mayores a los 100 mil millones de dólares”, manifestó la presidenta del senado Olga Sánchez Cordero.

En el Acto Protocolario de Conmemoración de los “50 Años de Relaciones Diplomáticas entre México y China”, la legisladora de Morena detalló que, desde el Senado de la República, “mandamos un mensaje que refrenda la buena fe que persiste entre nuestros países, para que la relación diplomática con China se mantenga saludable y sea impulsada hacia una nueva etapa de trabajo conjunto”.

Ante el Embajador dela República Popular de China en México, Zhu Qingqiao, así como de senadores de todos los grupos parlamentarios, Sánchez Cordero dijo que el Poder Legislativo cumplirá con sus obligaciones y ejercerá sus competencias en la política exterior, para brindar certeza jurídica a las personas y empresas de todas las naciones que deseen invertir en México, siempre en un marco de Estado de derecho que garantice relaciones bilaterales y de negocios justos, equilibrados y que redunden en beneficios tangibles para la población de ambas naciones hermanas.

“Estamos en camino de consolidar dicho intercambio bilateral por muchas décadas más, para fortalecer nuestra relación de amistad y de seguir profundizando en el entendimiento y aprecio cultural recíproco”.

La senadora consideró que el futuro de México y China es conjunto, y así como nuestros caminos se han cruzado antes del largo trazo de la historia, lo seguirán haciendo en el futuro; “estamos destinados a ser grandes, juntos”.

Al refrendar el compromiso mutuo de lealtad y confianza que se ha mantenido a lo largo de 50 años sin importar las condiciones, Sánchez Cordero puntualizó que tanto México como China, tienen dos de los patrimonios culturales más impresionantes del mundo y nuestros pueblos son el resultado de siglos de historia cultural y social que hoy definen perfiles tan tradicionales como modernos.

“Es precisamente en ese intercambio entre el pasado y el presente lo que perfila el futuro de nuestra gente. Es la compleja trama histórica que entreteje la identidad de nuestros países, lo que nos debe impulsar a mejorar como autoridades y depositarios de la confianza pública”.

Por ello, agregó, es que se debe ver hacia adelante en a relación diplomática para conseguir el mayor beneficio posible para los ciudadanos, para nuestras naciones.

En otro evento, se presentó el libro “50 años de Relaciones Diplomáticas México-China. Pasado, presente y futuro”, publicación que coordinó el Senado, la Embajada de la República Popular de China en México y el Centro de Estudios China-México de la UNAM, para conmemorar cinco décadas de la relación bilateral.

El senador priista, Miguel Ángel Osorio Chong, presidente del Instituto Belisario Domínguez, señaló que las coincidencias entre ambas naciones permitieron entablar un diálogo fructífero y establecer una relación estratégica que rindió frutos a ambos pueblos.

China, recordó, es nuestro segundo socio comercial con un intercambio económico que supera los 100 mil millones de dólares; además de que los lazos culturales son más profundos. “Hemos construido una amistad sólida, que ha trascendido la distancia y superado las diferencias”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.