La Guardia Civil, en el marco de la operación Slalon, realizó un registro domiciliario en un inmueble en el que se sospechaba que se hacía acopio de cogollos de marihuana en cantidades importantes para su posterior distribución.

Con la ayuda de arietes y con agentes especializados en la entrada en edificios de difícil acceso, los guardias entraron en el lugar empleando la mínima fuerza precisa.

Guardia Civil

Una vez en el interior y con el apoyo de perros adiestrados hallaron gran cantidad de drogas (cogollos de marihuana) así como armas blancas de gran tamaño en poder de los presuntos narcos investigados.

Post Views: 43





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.