“El Estado nacional debe garantizar el ejercicio libre de los medios de comunicación”, manifestó el senador Ricardo Monreal Ávila al resaltar que no le gusta la confrontación: “Creo que el diálogo es la mejor fórmula para lograr estabilidad en las naciones, y soy simpatizante y defensor del derecho de expresión, de manifestación y de opinión”.

Aunque el Presidente de la República recientemente critica todos los días a la prensa neoliberal y “corrupta”, para el senador deben de generarse en el país condiciones para que el ejercicio del periodismo “sea protegido, sea libre y profesional. No me gusta ningún tipo de expresiones que nos lleven a la confrontación”.

Entrevistado momentos antes de presentar en Yucatán su más reciente libro “Las grandes reformas para el cambio de régimen”, el coordinador de Morena en el Senado indicó que el que escriban, pronuncien, declaren los reporteros, columnistas, editorialistas o simplemente cualquiera que esté frente a un micrófono, frente a una pluma, debe de respetársele.

En otro tema, Monreal Ávila afirmó que, con diálogo, el enriquecimiento de las iniciativas y la construcción de acuerdos entre todas las fuerzas políticas, se pueden aprobar las reformas en materia eléctrica, política-electoral y la de la Guardia Nacional.

Afirmó que en el Senado se ha desarrollado un intenso trabajo legislativo con los diversos puntos de vista que nutren la pluralidad y la democracia: “Durante los últimos tres años y medio se han aprobado reformas constitucionales, nuevas leyes y diversos productos legislativos, con lo que los legisladores han actualizado nuestro marco normativo nacional”.

Se trata, señaló el senador, no del mérito de una sola persona o de un solo grupo, sino de un esfuerzo colectivo, en el que también han participado las distintas fuerzas políticas para sentar las bases del proceso de transformación del país.

Ricardo Monreal aseguró que sí es posible dialogar y llegar a acuerdos. “Tenemos en mente tres prioridades del Ejecutivo Federal, que seguramente vamos a revisar pronto”: la reforma eléctrica, la de la Guardia Nacional y la político-electoral.

Las tres, dijo, “son complicadas y difíciles”, pues como toda reforma constitucional requieren de mayoría calificada, pero “tengo confianza en que con el diálogo y con el enriquecimiento de las iniciativas, podamos presentar un proyecto en el que todos podamos sentirnos satisfechos de la aprobación”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.