La Aduana de Nueva Zelanda incautó más de 700 kilogramos de cocaína que llegaba en un contenedor marítimo al país procedente de Sudamérica.  Esto rompe su incautación récord en la frontera de 613 kilogramos de metanfetamina que fue interceptada en Auckland dos semanas antes, y se trata del mayor alijo de droga psicoactiva jamás incautado en el enclave oceánico. En total, fueron decomisadas 1,2 toneladas, una cantidad bestial teniendo en cuenta el tamaño del punto de destino. Estas latitudes se han convertido en un punto de referencia para el crimen organizado, dado el alto precio que alcanzan las drogas allí, hasta cuatro veces más que en Estados Unidos o Europa.

Policía de Nueva Zelanda

Usando inteligencia e indicadores de focalización, la Aduana identificó un envío en un contenedor de riesgo potencial que salió de América del Sur en enero de 2022 y llegó a Tauranga, con oficiales de Aduana listos para inspeccionar el envío. Se estima que el peso total supera los 700 kilogramos, con un valor potencial en la calle de unos 280 millones de dólares neozelandeses que se habrían destinado al mercado ilícito y a grupos delictivos transnacionales.

El Gerente de Investigación de Aduanas, Inteligencia, Investigaciones y Aplicación de la Ley, Cam Moore, dice que la Aduana está investigando actualmente este envío junto con sus socios nacionales e internacionales encargados de hacer cumplir la ley. “Esta incautación extremadamente significativa, la segunda en dos semanas, destaca cómo los grupos del crimen organizado transnacional están tratando activamente de explotar Nueva Zelanda. Están tratando de contrabandear drogas a Nueva Zelanda a escala industrial debido a las importantes ganancias que se pueden obtener, también quieren usar Nueva Zelanda para acceder a otros mercados de drogas.

Policía de Nueva Zelanda

“No estamos preparados para permitir que eso suceda o dejar que apunten a los que viven aquí. Esta incautación muestra los esfuerzos exitosos que la Aduana y sus socios están teniendo en su enfoque compartido para interrumpir el contrabando de drogas y proteger las fronteras de Nueva Zelanda”, dice el Sr. Moore. “La Aduana adopta una visión global, uniendo fuerzas con la Policía de Nueva Zelanda y con agencias asociadas en el extranjero, además de trabajar en estrecha colaboración con la industria para tener un impacto duradero contra tales amenazas a nuestras fronteras. También utilizaremos la inteligencia y los conocimientos que obtengamos de esta investigación a nuestro favor para continuar rompiendo estas redes y hacer que Nueva Zelanda, nuestra frontera, nuestra gente y nuestra economía sean más fuertes y seguras”, agrega.

Policía de Nueva Zelanda

El superintendente de detectives Greg Williams, del Grupo Nacional de Delincuencia Organizada, dice que «esta es otra incautación importante y se debe a sólidas asociaciones internacionales, intercambio de información y trabajo diligente de elaboración de perfiles por parte de la Aduana en las fronteras. Esto habría causado una gran cantidad de daño en cualquier comunidad en la que se distribuyera. Trabajaremos junto con la Aduana para establecer quién fue el responsable de traer esta droga a Nueva Zelanda y hacerlos responsables”.

Policía de Nueva Zelanda

En cuanto al cargamento de metanfetamina, 613 kilos en total, llegaron al país por vía aérea, y tras investigaciones, la Policía de Nueva Zelanda arrestó a media docena de individuos con vinculaciones con el Comanchero Motorcycle Gang, una red criminal con gran peso tanto en este país como en Nueva Zelanda en el tráfico de estupefacientes.

Post Views: 5





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.