Los Rams se fueron ganando a la primera mitad. Así había sido la proyección del famoso videojuego, que había pronosticado la victoria de los Bengals en el Super Bow LVI… algo que finalmente no ocurrió y Los Ángeles son el segundo equipo que se corona en el Super Tazón en su casa.

El equipo californiano fue el primero en hacerse presente en el marcador con un pase de anotación de Matthew Stafford a Odell Beckham Jr. Vino la reacción de los Bengals con un gol de campo de 29 yardas de Evan McPherson para poner las cosas 7-3.

Una vez más, los Rams ampliaron con la ventaja con un pase de anotación de 11 yardas de Stafford a Cooper Kupp para poner las cosas 13-3.

Con 10 puntos de ventaja, Cincinnati estaba obligado a responder y lo hizo con un pase de anotación del corredor Joe Mixon a Tee Higgins. Fue una de esas jugadas sorpresivas que prenden a un equipo, y de cara a la segunda mitad, los Bengals lo comprobaron.

Primero con un pase de TD de Burrow a Tee Higgins, quien se escapó 75 yardas tras aprovechar la caída de Jalen Ramsey. Luego, Matthew Stafford sufrió una intercepción de Eli Apple, que preparó la escena para un gol de campo de McPherson de 38 yardas. Fue un inicio meteórico de los Bengals en el tercer cuarto, que se fueron arriba 20-13.

Vino la respuesta de los Rams, ya sin Beckham Jr., quien se lesionó la rodilla antes de concluir la primera mitad, ahora con un gol de campo de Matt Gay de 41 yardas.

Así, con el marcador 20-16, llegó el último cuarto con las defensivas dominando y con menos de dos minutos en el reloj, y luego de una serie de castigos en zona roja, uno de ellos muy rigorista, los Rams remontaron el marcador con menos de 1:30 minutos por jugar, esto gracias a un pase de anotación de Stafford a su hombre clave, Cooper Kupp.

Con el marcador 23-30 vino el turno de los Bengals y Burrow no pudo lograr la hazaña y así los Rams son los nuevos campeones de la NFL.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.