En México, el año pasado hubo más de 15 mil denuncias por violación, 30% más respecto a 2020; en lo que va del año, se han registrado un promedio de 30 denuncias diarias por este delito, “pero la realidad es que son muchas más”, denunció el senador Miguel Ángel Osorio Chong.

Al participar en el evento “No es No: Foro de discusión sobre delitos sexuales y consentimiento voluntario, genuino y deseado”, organizado por el Instituto Belisario Domínguez que preside, Osorio Chong precisó que, de acuerdo con el INEGI, se estima que hasta 90 por ciento de los casos de violación o violencia sexual, no se reportan.

Ante la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero y Ernestina Godoy, Fiscal de la Ciudad de México, el legislador indicó que no se trata de un foro más, sino de dialogar sobre los pendientes y plantear una hoja de ruta para superarlos. El objetivo es muy claro: Que la ley establezca de forma puntual que No es No. Porque solo así podremos hacer frente y erradicar la violencia sexual.

“Un flagelo que padecen todos los días miles de mujeres en espacios públicos, en sus centros de trabajo, en escuelas y lo peor, en sus propios hogares”, lamentó el senador priista al subrayar que las sobrevivientes no denuncian por miedo a que el agresor tome represalias, a que se les estigmatice o a que las autoridades las revictimicen.

Ello implica, por un lado, un cambio cultural para rechazar estereotipos y conductas machistas, que aún existen y están muy acendradas en nuestra sociedad, por el otro, hay que redefinir en la ley los delitos sexuales, particularmente el de la violación, para poner los derechos de las mujeres al centro, para que la carga de la prueba no recaiga en la víctima, y para que el consentimiento sea el único elemento que distinga entre el ejercicio de la sexualidad y una agresión.

La presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, aseguró que desde el Senado de la República se legisla para que las mujeres se sepan dueñas de sus cuerpos y de sus vidas, pues “es una manera de empoderarlas y de hacerles saber que no deben subyugarse ante nadie, ni permitir ningún tipo de abuso”.

Destacó que, para erradicar la violencia de género, es necesario tener mujeres fuertes, conscientes, decididas y libres y consideró que es fundamental visibilizar la violencia de carácter sexual, que día con día sufren miles de mujeres en el mundo, y que atenta contra el libre y pleno desarrollo de su propia sexualidad.

El consentimiento, agregó, nunca debe darse por sentado, ni por el comportamiento, la ropa que se lleva puesta, o a dónde o con quién se vaya, y todo ese tipo de estereotipos que “desafortunadamente existen en nuestro entorno”.

Por ello, subrayó, el consentimiento siempre debe comunicarse con claridad y no debe haber margen de duda y nada que lo obstaculice.

Ernestina Godoy resaltó que en la FGJCDMX trabajan para dejar claro “no es no”, por lo que hay cero tolerancia a la violencia ejercida en contra de las mujeres.

Expresó que es necesario considerar lo establecido en la Convención Belém do Pará, la cual dispone que hombres y mujeres deben gozar de igualdad y beneficiarse de la misma protección, incluso mediante el establecimiento de tribunales que protejan a la mujer contra cualquier acto de discriminación, por lo que es necesario promover una ley que defina de manera clara la figura del consentimiento.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.