Cuatro años después del mayor golpe policial al narcotráfico en España en el siglo XXI, la operación Mito, que incluyó más de 50 detenidos, el juicio ni está, ni se le espera. Ello ha hecho que la propia Fiscalía Antidroga haya tenido que aprobar la puesta en libertad de todos los investigados, incluido el más famoso de todos ellos, Sito Miñanco. El cambadés, sin embargo, seguirá por ahora en prisión, pues tiene pendiente de liquidar parte de su condena de 16 años y 10 meses tras el alijo del Agios Konstantinos (barco apresado en 2001) y la parte de la que le fue impuesta por blanqueo de capitales en la Audiencia de Pontevedra, que el Supremo rebajó a tres años y nueve meses. Sí están libres otros narcotraficantes de postín, con David Pérez Lago a la cabeza. El caso del hijastro de Oubiña ya se resolvió meses atrás, pues la jueza instructora decidió fijar el pago de una fianza que el vilagarciano no tardó en hacer efectiva. Desde hoy quedan libres, además, otros procesados como el holandés Raymond van Rij o el español Francisco Valle Párraga, con los que Sito, según la Policía, exploraba una segunda línea de tráfico internacional de cocaína entre Sudamérica y España: los contenedores.

Diario de Pontevedra

Seguirán en prisión junto al cambadés, al menos de forma provisional, dos personas de su máxima confianza que habían caído con él en el citado caso de 2001: el colombiano Quique Arango y el pontevedrés Juan Antonio Fernández. El resto, varias decenas de individuos de las más diversas nacionalidades, esperarán el juicio en libertad. Más de uno y más de dos evadirán la acción de la Justicia. El colapso de la Audiencia Nacional tiene la culpa de ello.

El auto de procesamiento, redactado hace ya varios meses, fue remitido a la Sección para su enjuiciamiento, pero ésta lo devolvió al juzgado al conocer la extradición de un ciudadano colombiano vinculado con la organización que debía ser incluido en el asunto. Ello ha hecho que se produzca un nuevo retraso y que se cumplan (lo harán el 2 de febrero de este año) los cuatro años que contempla la legislación española como plazo máximo en el que un investigado puede permanecer en calidad de preso preventivo en un centro penitenciario.

Diario de Pontevedra

En cuanto a Sito Miñanco, nadie descarta que pueda salir de prisión más pronto que tarde, al menos de permiso. Si bien es cierto que tiene en su contra su reincidencia cuando estaba cumpliendo condena en régimen de semilibertad y la posterior sentencia por blanqueo, a su favor encontrará el tiempo transcurrido desde su ingreso en prisión, que ya ha rebasado la cuarta parte que fija la legislación para alcanzar el segundo grado y, por extensión, para optar a las salidas. La Fiscalía Antidroga, en todo caso, velará porque se mantenga en la cárcel dados sus antecedentes y el riesgo de reincidencia, manifiesto en su caso.

El procesamiento de la Audiencia Nacional en el marco de la operación Mito señala a Sito Miñanco como el máximo responsable de una red criminal internacional con base en Galicia y en el Sur de España dedicada al tráfico de cocaína a gran escala. La Brigada Central de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía, responsable de la investigación, le atribuye el cargamento de cuatro toneladas de cocaína decomisado en 2017 a bordo del buque Thoran, así como un contenedor con más de 600 kilos incautado en Holanda poco tiempo después. Al mismo tiempo, vuelve a ser investigado por blanqueo de capitales.

Post Views: 37





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.