El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) promueve la realización el tamiz neonatal auditivo en recién nacidos para la detección oportuna de riesgos, y brindar tratamiento en los casos que sea posible recuperar la función auditiva y evitar daño permanente.

Al conmemorarse el Día Internacional del Implante Coclear, destacó que este procedimiento evita la incapacidad auditiva irreversible en niñas y niños derechohabientes.

Para ello, indicó que en el instituto se cuenta con tratamientos de alta especialidad como la cirugía de implante coclear, con la cual rehabilita a infantes con algunos tipos de sordera y les cambia la vida al favorecer su integración familiar, escolar y social.

Nora Rosas Zúñiga, encargada del Servicio de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”, dijo que para obtener buenos resultados de rehabilitación auditiva y desarrollo del lenguaje, debe realizarse el procedimiento quirúrgico antes de los cuatro años de edad, periodo en que se conserva la plasticidad cerebral.

Precisó que el implante coclear es un dispositivo electrónico con un electrodo, el cual mediante una cirugía compleja se introduce al órgano interno del oído, específicamente a la cóclea, estructura que tiene forma de caracol pequeño, que se encuentra dentro del hueso temporal, en el cráneo.

Informó que el hospital “20 de Noviembre” tiene 18 años de experiencia en el Programa de Implante Coclear Infantil.

De 2004 a la fecha ha beneficiado con la colocación quirúrgica de este dispositivo a más de 20 niñas y niños, quienes han logrado rehabilitación en el área del lenguaje y muy buenos resultados de integración escolar, familiar y social.

“Contamos con equipamiento, infraestructura y profesionales altamente capacitados para realizar esta cirugía de alta complejidad. Tenemos que garantizar que la colocación del implante se haga de la manera más exacta sin dañar otras estructuras vitales del cerebro”, puntualizó Rosas Zúñiga.

La función de la cóclea -o caracol que alberga en su interior el órgano de Corti, responsable del sentido de la audición-, es transformar los sonidos en mensajes nerviosos y enviarlos al cerebro. Cuando hay una afectación en esta estructura, el implante estimula al nervio que lleva el sonido hacia el cerebro.

La especialista detalló que el protocolo médico para implante coclear infantil que aplica el CMN “20 de Noviembre” implica una valoración integral de los infantes detectados con problemas en el tamiz neonatal auditivo, en el que participa un grupo multidisciplinario de especialistas.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.