A poco más de tres años del accidente aéreo en el que perdieron la vida la entonces Gobernadora del Estado de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle además de tres personas más, el caso sigue vigente y se mantiene en curso, así lo señaló este martes la Fiscalía General de la República (FGR).

“Desde diciembre de 2018, en que ocurrió el accidente del helicóptero donde viajaba la Gobernadora de Puebla y su esposo, la Fiscalía General de la República convocó a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Puebla para que la investigación correspondiente se llevara en ese estado, con la participación permanente de la FGR, para así mostrar la transparencia y la imparcialidad en ese caso, en el que no estaba aún determinada la federalidad”.

Luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, fue cuestionado sobre el caso en la conferencia mañanera de este martes, la FGR informó que los peritajes técnicos del accidente ocurrido el 24 de diciembre de 2018, quedaron a cargo de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y de la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes e Incidentes de Aviación, dependiente de la Agencia Federal de Aviación Civil.

La FGR, señaló que dichos dictámenes establecieron las premisas técnicas suficientes para poder obtener la vinculación a proceso de cinco empleados de la empresa que brindaba el mantenimiento de la aeronave accidentada, que fueron acusados por delitos de homicidio y daño en propiedad ajena culposo, que son de competencia local.

“El proceso se lleva a cabo en el ámbito judicial del estado de Puebla y la FGR mantiene abierta la investigación correspondiente por algún posible delito federal que pueda surgir durante el proceso del fuero común”.

La aeronave siniestrada, modelo Agusta A109, tenía un registro de 2 mil 74 horas de vuelo y era comandada por el piloto Roberto Coppe Obregón, quién tenía mil 90 horas de experiencia en vuelos de helicóptero y anteriormente había sido piloto comercial; por su parte el copiloto Marco Antonio Tavera tenía experiencia en helicópteros con más de 4 mil horas de vuelo, ambos perdieron la vida, junto con Héctor Baltazar Mendoza, asesor del entonces Senador de la República y ex Gobernador por el Partido Acción Nacional (PAN) Rafael Moreno Valle.

Según las primeras indagatorias señalan que el día del percance, el piloto Coppe Obregón notificó a las 14:34 horas su salida del helipuerto privado, que se encuentra en el “Triángulo de las Ánimas”, en la ciudad de Puebla con destino a la Ciudad de México, sin embargo minutos después se perdió toda comunicación con la aeronave de ala rotativa, mientras que la torre de control, emitió nueve comunicaciones, sin obtener respuesta.

Las autoridades poblanas confirmaron el desplome de la aeronave, en el cerro de “La Chimenea del Chacuaco”, en el municipio poblano de Coronango.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.