La Guardia Civil detuvo en una localidad de Granada a un joven de 20 años que provocó una potente deflagración mientras ‘cocinaba’ la marihuana con gas butano para extraer aceite de hachís. Por suerte, no resultó lesionado, pese a llevar a cabo una práctica considerada muy peligrosa.

Guardia Civil

Los agentes del Instituto Armado incautaron en el lugar más de diez kilos de marihuana y unos 700 gramos de hachís ya cocinado, además de distintos efectos relacionados con la ilícita actividad que desarrollaba el individuo. El laboratorio casero en el que hacía las mezclas resultó con importantes desperfectos.

Post Views: 5





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.