La actriz Evan Rachel Wood acusó a Marilyn Manson de violarla ante las cámaras durante la filmación del video musical de su exitoso sencillo “Heart-shaped glases”, lanzado en 2007.

Y es que la actriz y el cantante sostuvieron una relación sentimental por alrededor de tres años, tiempo en el que Wood sufrió abuso sexual y psicológico por parte del rockero gótico, lo cual fue dado a conocer en 2021.

De hecho, la actriz conocida por protagonizar la serie de televisión Westworld hizo las acusaciones en el documental de HBO Phoenix Rising que se estrenó en el festival de cine de Sundace.

“Habíamos discutido una escena de sexo simulada. Pero una vez que las cámaras estaban rodando comenzó a penetrarme de verdad. Nunca accedí a eso”, declaró.

En la pieza audiovisual, dirigida por Amy Berg, Wood cuenta lo duro que fue crecer como una estrella infantil en medio del caos de Hollywood; pero además, narra cómo Marilyn Manson abusó de ella física y psicológicamente durante sus tres años de relación.

“Yo nunca habría accedido a eso. Soy una actriz profesional, he estado haciendo esto toda mi vida. Nunca había estado en un set tan poco profesional hasta ese día”, explicó la famosa en el documental, según recoge el diario Pitchfork.

Evan Rachel Wood comenzó en el cine en 1997, con solo nueve años. A esa edad, grabó la película Cavando hasta China, por la que fue nominada a los Globos de Oro.

En 2003, con 15 años, recibió una segunda nominación por su papel en Thirteen. Y solo tres años después, en 2006, conoció a Marilyn Manson en una fiesta en Los Ángeles.

La pareja anunció su relación en 2007, año en que se grabó Heart-Shaped Glasses. Ella nunca accedió a filmar una escena de sexo real, pero cuando ocurrió la agresión, no supo cómo reaccionar ni cómo defenderse. Según cuenta en Phoenix Rising se sintió vulnerable, sola y desprotegida. Ella tenía 19 años y él 38.

“Era un caos total y no me sentía segura. Nadie se estaba preocupando por mí. No sabía cómo defenderme a mí misma o cómo decir que no, porque me habían condicionado y entrenado para nunca responder, solo seguir hacia adelante. Me sentí asquerosa, como si hubiera hecho algo vergonzoso y me di cuenta de que el equipo estaba muy incómodo y nadie sabía qué hacer. Me forzaron a realizar un acto sexual comercial bajo falsos pretextos. Fue entonces cuando se cometió el primer crimen conta mí y fui básicamente violada en cámara”, contó Wood.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.