Un ciudadano canadiense fue declarado culpable esta semana por un jurado de cargos penales federales por liderar una organización de tráfico de drogas que tenía la intención de exportar cientos de libras de cocaína y heroína del Sur de California a Canadá e importó MDMA (éxtasis) a los Estados Unidos utilizando grandes camiones y teléfonos completamente encriptados para lograr sus objetivos. Su nombre es Vincent Yen Tek Chiu, de 43 años, alias “El Chino”, “Tiger”, “Tiger of Mexico” o “Tiger of Sweden”, de Vancouver, Canadá, condenado por cinco delitos graves: un cargo de conspiración para distribuir sustancias controladas, un cargo de conspiración para exportación de sustancias controladas, un cargo de distribución de cocaína, un cargo de distribución de heroína y un cargo de distribución de MDMA. Se trataba del mayor traficante de drogas con dirección a Canadá que estaba en activo hasta su detención.

DEA

Según las pruebas presentadas en su juicio de siete días, Chiu y otros miembros de la organización narcotraficante obtuvieron cantidades de varios kilogramos de cocaína y, con menor frecuencia, heroína, de Los Ángeles, y pasaron las drogas a mensajeros que tenían la intención de transportarlas a Canadá para su mayor distribución. Se utilizaron camiones de gran tonelaje para tratar de exportar parte de la cocaína a Canadá.

Chiu arregló la compra de grandes cantidades de cocaína en los Estados Unidos para su importación a Canadá para su reventa a cambio de dinero en efectivo o grandes cantidades de MDMA. Chiu también organizó el transporte de MDMA desde Canadá a los Estados Unidos a cambio de cocaína. Chiu y sus co-conspiradores usaron dispositivos celulares modificados con encriptación de extremo a extremo de grado militar para hablar entre ellos sobre la compra de drogas y el transporte de narcóticos.

DEA

En el juicio, los fiscales presentaron pruebas sobre cuatro cargamentos de drogas que compró Chiu, por un total de aproximadamente 90 kilogramos (198,4 libras) de cocaína y 8 kilogramos (17,6 libras) de heroína, con un valor mayorista estimado de $4,5 millones, que tenía la intención de exportar a Canadá. Los agentes federales interceptaron varias de las entregas de drogas en 2018 y 2019. Las fuerzas del orden incautaron más de $800,000 en moneda canadiense durante esta investigación.

El juez de distrito de los Estados Unidos, John A. Kronstadt, programó una audiencia de sentencia para el 4 de agosto, momento en el cual Chiu enfrentará una sentencia mínima obligatoria de 10 años en una prisión federal y una sentencia máxima legal de cadena perpetua. Chiu ha estado bajo custodia federal desde su arresto en julio de 2019.

Post Views: 5





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.