Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Altea (Alicante, España)) a un varón de 46 años de edad y nacionalidad belga que era buscado por las autoridades de su país natal por los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales. El narco, acusado de traficar con toneladas de cocaína, se fugó a España para evitar cumplir la condena que se le impuso en su momento.

Policía Nacional

El arrestado fue sentenciado el año pasado a ocho años de cárcel por un Tribunal de Gante, sentencia sobre la que no cabe recurso y según la cual se dictó una Orden Europea de Detención para Extradición al no ser localizado en su país. Los agentes del Grupo de Crimen Organizado de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante recibieron la Orden de arresto así como la noticia de que el fugitivo pudiera encontrarse en la comarca de la Marina Baixa de la provincia de Alicante y pronto sus pesquisa consiguieron situarlo en la localidad de Altea. Una vez centrado su domicilio el fugitivo fue arrestado mientras paseaba por una calle cercana a su lugar de residencia.

Las autoridades belgas le acusan de ser el cabecilla de una organización criminal que dirigió entre 2012 y 2017, entre los hechos imputados se le hace responsable de traficar con más de 1.500 kilos de cocaína por vía marítima.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional que será el encargado de llevar a cabo los trámites para, en su caso, llevar a término la Orden Europea de Detención y Entrega y enviarle a su país para cumplir condena.

Post Views: 6





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.