La mansión en Houston, Estados Unidos en donde vive José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente Andrés Manuel López Obrador, se trata de un grave conflicto de interés que debe investigarse con toda seriedad y profundidad, exigió el senador panista, Julen Rementería del Puerto.

Como la “Casa Blanca” de Peña Nieto, este es un evidente conflicto de interés, pues la mansión que habita el hijo de AMLO estaba a nombre de Keith Schilling, un alto ejecutivo de la empresa Baker Hughes, una de las compañías petroleras más grandes del mundo y que tiene contratos con Pemex por 150 millones de dólares, reveló.

“Este escándalo deja claro que la austeridad es solo una falsa bandera y la lucha contra la corrupción es una farsa”, aseguró el también coordinador blanquiazul en el Senado.

“Por un lado, se llenan la boca de críticas contra la clase media y la clase alta, mientras idealizan la pobreza y austeridad, pero eso sí, son ellos quienes se enriquecen y de formas cuestionables, al amparo de la corrupción y la opacidad”.

El legislador lamentó que no vaya a ocurrir nada, “como en todos aquellos escándalos de corrupción que envuelven a Morena, como los casos de Bartlett, los hermanos López Obrador, Irma Eréndira y Esquer, más los que se sigan acumulando”.

Julen Rementeria sostuvo que cualquier persona tiene el derecho y la libertad de generar riqueza. Es lo deseable, siempre que se realice de forma honesta. Tener dinero bien habido no es ilegal ni inmoral.

“Lo que llama la atención y genera indignación es el doble discurso de este gobierno y de Morena. No son iguales, son peores, mucho peores”, acusó.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.