Durante la ceremonia por el 105 Aniversario de la Promulgación de la Constitución de 1917, la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, asentó que, en esta administración, los tres Poderes de la Unión están empeñados en cumplir el anhelo de justicia social que establece la Constitución Política.

Dijo que, desde sus inicios como nación, México tiene un anhelo persistente de justicia social que actualmente se comienza a ser realidad, a través de la promoción y protección de los derechos de las personas y del respeto a los límites constitucionales en el ejercicio del poder político.

En el encuentro, que se llevó a cabo en el Teatro de la República de la ciudad de Querétaro con la presencia del titular del presidente Andrés Manuel López Obrador, la senadora refirió que la historia constitucional de nuestro país está encaminada a enaltecer la dignidad y la justicia social.

Se trata de hacer realidad el ejercicio de los derechos, a establecer los límites del poder, la colaboración entre ellos y su coordinación funcional, para garantizar la vida de las personas, con la premisa de los valores democráticos contenidos en la Carta Magna.

Así, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara alta refrendó su compromiso, lealtad, fidelidad y respeto irrestricto con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Aseguró que el titular del Ejecutivo federal interpreta todos los días la Constitución, preponderantemente desde el punto de vista político, y los Poderes legislativo y Judicial lo hacen desde la óptica jurídica, pero “ambas interpretaciones convergen en un objetivo común: el bienestar de la población”.

Sánchez Cordero subrayó que la Constitución es un documento vigente por su identidad y reconocimiento social, pero el cumplimiento de sus preceptos por parte del poder público y de las y los ciudadanos la mantienen viva.

En ello, consideró la legisladora, radica la soberanía del pueblo: en que sus derechos están reflejados en ella y se garantizan, de manera directa, a través de los ejercicios de participación ciudadana, pues a través de ellos, la ciudadanía interviene en los asuntos públicos y toma decisiones.

Además, comentó que la lección más importante que ha tenido en su vida pública “ha sido el convencimiento de que el ejercicio del poder sólo se entiende si se lleva a cabo con dignidad, honorabilidad, honestidad y justicia social”.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.