Agentes de la Guardia Civil de Cataluña realizaron en las últimas horas una incautación muy poco usual en plena playa, aprehendiendo más de una tonelada de hachís procedente del Norte de África. El hallazgo tuvo lugar en plena noche y vino acompañado del decomiso de una relevante cantidad de bidones de combustible y otros efectos del grupo de narcotraficantes.

La operación supone la confirmación de que las redes criminales que operan en el Estrecho de Gibraltar no dudan en desplazarse cientos de millas hacia el Norte bordeando el Mediterráneo para introducir la droga por puntos que ellos creen menos vigilados, como la provincia de Tarragona.

Post Views: 48





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.