La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 35 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, tras un registro domiciliario y el desmantelamiento un punto de venta de estupefacientes al menudeo, provisto de gran variedad de sustancias prohibidas, muchas de ellas de las denominadas sintéticas. El operativo contó con el apoyo de Estados Unidos, cuyos expertos detectaron que el investigado adquiría las sustancias desde otros países a través de la red oscura.

La Operación “Darkmeth” se inició tras un trabajo de inteligencia e intercambio de información entre Guardia Civil y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de EEUU, que detectó el envío de un paquete contenedor de droga a través de la internet profunda. Una vez detectado el paquete, la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal de la Guardia Civil del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas interceptó el envío postal procedente de Alemania.

En el Centro de Carga del aeropuerto se analizó su origen y naturaleza, ya que todas las sospechas apuntaban que pudiera contener algún tipo de sustancia prohibida en su interior. La cata practicada al interior del paquete corroboró las sospechas iniciales, ya que el resultado de la prueba confirmó la presencia de opiáceos y también cocaína en su interior. Con un peso de 430 gramos, se acordó su entrega en la dirección que figuraba como destinatario, un piso ubicado en Miranda de Ebro (Burgos).

El paquete viajó bajo custodia hasta Burgos, donde la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia se hizo cargo de la investigación para coordinar y concretar los detalles de la entrega. Una vez entregado el envío y recogido personalmente el envío se produjo la detención de su destinatario como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, para a continuación practicarse un registro domiciliario bajo mandamiento judicial que permitió encontrar una variada y significativa cantidad de estupefacientes, muchos de ellos sintéticos, y pastillas que guardaba en las estancias de la vivienda, dispuestos y preparados en dosis para su venta al menudeo.

Se han aprehendido 430 gramos de speed, 10 gramos de cocaína, 15 gramos de cristal de cocaína, 19 gramos de éxtasis, 35 gramos de marihuana, 74 gramos de lidocaína, 6 píldoras de sildenafilo y varias pastillas pendientes de análisis. Además, se han intervenido 2 básculas de precisión, material de envoltorio para dosificar las sustancias así como un ordenador portátil, tres memorias externas y un móvil.

Post Views: 10





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.