La Cámara de Diputados aprobó durante la sesión de este martes, en el marco del Día Internacional de la Mujer, 11 dictámenes en beneficio de este sector.

Entre ellos destacan las reformas, avaladas con 478 votos, a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que modifica el funcionamiento de la Alerta de Género, con el fin de hacerla más ágil y eficaz y la turnó al Ejecutivo para su promulgación.

Julieta Vences Valencia, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, informó que la reforma incluye establecer como máximo un plazo de hasta 45 días naturales para que la Secretaría de Gobernación emita alerta por violencia de género.

“El tiempo que deberá transcurrir entre la solicitud que se haga y el momento en que la Secretaría de Gobernación decida si procede o no la declaratoria, deberá reducirse únicamente a 45 días naturales. Necesitamos que este mecanismo sea pronto y expedito al alcance de las víctimas, pero sobre todo corresponsable con la realidad que también se prevé incluir a la lista de peticionarias que padecen las mujeres y adolescentes de México”.
Indicó que también que las organizaciones sociales, no gubernamentales, colectivos y víctimas, podrán solicitar la emisión de alertas de género a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim).

La iniciativa aprobada contempla sumar causas que originan la emisión de alertas, las omisiones de las autoridades en la atención a los casos de violencia, agresiones y feminicidio.

Asimismo, los diputados avalaron una iniciativa impulsada por la priista Blanca Alcalá Ruiz para reformar diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia en materia de protocolos y señales de alerta homologadas.

Explicó que la enmienda está orientada a que las entidades federativas en el ámbito de sus atribuciones se coordinen para que se implementen protocolos y señales de alerta personal en todas las entidades federativas que permitan brindar el asilo oportuno a víctimas de violencia o en riesgo de sufrirla; y poner en operación números de emergencia homologados en todos los estados del país.

Desde tribuna, la legisladora poblana consideró que el incremento de la violencia en contra de las mujeres “exige la implementación de nuevos mecanismos, la modernización de numerosas leyes y sobre todo la voluntad política para llevarlo a cabo”.

“Las cifras de violencia, lo hemos constatado siguen siendo devastadoras”, alertó y destacó que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), unas de cada tres mujeres han sufrido algún tipo de abuso a lo largo de su vida.

Manifestó que, aunado a la violencia verbal, física y la económica, se suma la violencia presupuestal, “esa que ha privado a muchas mujeres de ser atendidas en los refugios, esa que les ha privado de poder consolidar su economía, esa que hoy desafortunadamente no les permite que sus hijos desde la primera infancia sean atendidos en las estancias infantiles, esa que hoy les ha privado que tengan a sus hijos en escuelas de horario extendido”.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.