Tras ríspido debate, Morena, PVEM, PT, con el apoyo del PRI, aprobaron con 335 votos en pro, 9 abstenciones y 136 en contra, reformas a la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, para evitar que el Tribunal Electoral del Poder Judicial intervenga o revierta decisiones parlamentarias.

Los grupos parlamentarios del PAN y Movimiento Ciudadano, que votaron en contra, anunciaron que recurrirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para buscar echarla para atrás debido a que se trata de una reforma inconstitucional. Mientras, el voto de los perredistas se dividió a favor y en contra de la reforma.

Durante la presentación del dictamen en la sesión de este martes, que se aprobó fast track en comisiones la semana pasada, los legisladores se enfrascaron en una acalorada discusión.

Los morenistas y priistas argumentaron que esta reforma defiende la soberanía del Poder Legislativo, blinda la actividad legislativa y parlamentaria de cualquier impugnación presentada ante los tribunales electorales y precisa los limites en las atribuciones e injerencias de los poderes.

Sin embargo, las panitas y emecistas calificaron la reforma como un acto autoritario de Morena que va en contra de la división de poderes.

“Esta reforma no va a transitar, la llevaremos a la Suprema Corte de Justicia, aunque no les guste y será declarada inconstitucional por el máximo órgano tribunal. Están abusando de la sobrerepresentación que les confirió la ciudadanía y están traicionando al pueblo”, reprochó la diputada de MC, Ivonne Ortega.

Santiago Torreblanca acusó a Morena de no querer que haya ningún control jurisdiccional con lo que demuestran su talante autoritario.

Mientras su compañero de bancada, el también panista Jorge TrianaTena informó que presentarán los recursos legales a que sea necesario para poder tirar este despropósito antidemocrático.

Los panistas y emecistas recordaron a Morena cuando fue minoría y criticaba el autoritarismo de los priistas.
Cristina Ruiz, del Partido Revolucionario Institucional, por su parte, indicó: “En el PRI no creemos en los actos autoritarios y tampoco en los hechos que vulneran a las minorías. Sin embargo, es necesario mantener una separación entre los poderes para no caer en mecanismos que hagan inoperante la operación de este honorable Congreso de la Unión. Todas y todos tenemos derechos y nosotros mismos debemos crear los mecanismos para poderlos ejercer”.

El morenista Gustavo Contreras Montes dijo que esta reforma emana del equivocado y abusivo actuar del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que emitió una sentencia absurda, donde intentó interferir en las determinaciones internas del Congreso de la Unión.

“Pretende obligar a que los órganos legislativos realicen la conformación de su Comisión Permanente de acuerdo con criterios de ellos mismos y características impuestas desde el tribunal, imposición que rebasa su esfera competencial y atenta contra la división y el equilibrio entre los poderes de la nación”, indicó.

El documento, que se turnó al Senado de la República, precisa que los medios de impugnación serán improcedentes cuando se pretenda impugnar cualquier acto parlamentario del Congreso de la Unión, su Comisión Permanente o cualquiera de sus cámaras.

O bien, indica, haya sido emitido por sus órganos de gobierno, entre ellos la integración, organización y funcionamiento internos de sus órganos y comisiones legislativas.

La reforma tiene dedicatoria a Movimiento Ciudadano luego de que el Tribunal Electoral mandató a la Cámara de Diputados a incorporar a un representante de la bancada emecista a la Comisión Permanente.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.