El Senado de la República aprobó por unanimidad de 104 votos, que las personas trabajadoras del hogar tengan derecho a cinco seguros que la Ley del IMSS prevé: seguro de enfermedades y maternidad, de riesgos de trabajo, de invalidez y vida, de retiro, cesantía de edad avanzada y vejez, así como servicios de guarderías y prestaciones sociales; sin embargo, carece del derecho a Infonavit.

Todos los grupos parlamentarios coincidieron en señalar que, con este dictamen, se contribuye a que las dos y medio millones aproximadamente de personas trabajadoras del hogar (90 de cada 100 son mujeres), puedan desarrollar un proyecto de vida digno, puntualizó Alejandra León Gastélum, del Grupo Plural.

Napoleón Gómez Urrutia, de Morena, destacó que “esta sesión es de gran trascendencia en la vida pública del país, pues es un paso muy grande para saldar una deuda histórica con este sector, al que se les ha negado el acceso a los mismos derechos y oportunidades que al resto de la población trabajadora”.

Puntualizó que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, indican que 96 por ciento de las mujeres que realizan actividades domésticas, se encuentran en la informalidad y sólo 2.1 por ciento tiene acceso a los servicios de salud.

Durante la sesión ordinara, la panista Xóchitl Gálvez ejemplificó con uno de sus trabajadores dedicado a la conservación del jardín y que gana un salario “razonable” de 5 mil 255 pesos mensuales, los problemas que enfrentan los empleadores para asegurar a los trabajadores ante Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Propuso que el IMSS coloque módulos en las cámaras de Senadores y Diputados para que, por lo menos los legisladores puedan afiliar a sus empleados del hogar conforme a la ley.

Martha Lucía Mícher Camarena, de Morena, recordó que esta reforma se basa en el cumplimiento de una sentencia del juicio de amparo que presentó una trabajadora del hogar, quien reclamó diversas prestaciones correspondientes a su vida laboral.

La también presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género agregó que se incorpora también la perspectiva de género, con un lenguaje incluyente y con una visión de derechos humanos.

Ana Lilia Rivera Rivera, también de Moren y presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, aseveró que el trabajo en el hogar ha sido ignorado durante años, porque es realizado por mujeres y forma parte de la invisibilidad histórica en contra de este sector de la población.

Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, ejemplificó un caso en donde una trabajadora del hogar fue asesinada por su pareja sentimental.

Comentó que el empleador la tenía asegurada y eso le valió para apoyar a la familia con el derecho a un funeral y, por supuesto, la pensión a sus cuatro hijos y reiteró que falta el Infonavit, “que sin duda es la siguiente lucha que tendremos que dar por el derecho el derecho a la vivienda”.

Geovanna Bañuelos, del PT, manifestó que el proyecto de decreto es de vanguardia y de justicia social que contiene una propuesta de reforma, cuyo propósito es establecer que las y los trabajadores del hogar sujetos de aseguramiento al régimen obligatorio que están previstas en el artículo 12 de la ley del Seguro Social, bajo un esquema simplificado.

Con ello, se busca establecer que las personas trabajadoras del hogar se incluyan como sujetas de aseguramiento al régimen obligatorio previstas en el artículo 12 de la Ley, bajo un esquema simplificado que permita incentivar su aseguramiento.

El dictamen se remitió a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.