Se jugaba el partido correspondiente a la Jornada 9 del torneo Clausura 2022 de la Liga MX, entre los Gallos del Querétaro y el actual campeón del futbol mexicano, los “Rojinegros” del Atlas, cuando se tuvo que detener el encuentro debido a un altercado en las gradas.

Los ánimos en las gradas fueron aumentando hasta que estalló la batalla campal en el segundo tiempo, por lo que las familias debieron ingresar al terreno de juego por temor a ser víctimas de la violencia.

Pudimos ver las imágenes de una familia corriendo por la seguridad de sus pequeños hijos, incluso sus padres le quitaron la playera de su equipo a su hijo de unos 8-10 años de edad aproximadamente para que no fuera agredido.

El partido en La Corregidora se detuvo y los jugadores se quedaron en la cancha con el objetivo de intentar calmar los ánimos pero no funcionó, pues los agresores también continuaron con la pelea en la cancha, en los pasillos y las gradas.

El conflicto fue escalando de manera acelerada demostraron que el estadio de Querétaro no tiene la capacidad de reacción ante estos lamentables hechos y los inadaptados que comenzaron la pelea llevaron la bronca a todos los rincones, incluso dañando las estaciones del VAR.

Según la transmisión de Fox Sports, el encuentro se va a reprogramar y no habrá conferencia de prensa, ni atención de medios después del altercado. Además se reportó que hay una persona muy herida en el terreno de juego y se esperaba que pudiera recibir atención médica a la brevedad.

Fue al minuto 62′ cuando el árbitro tuvo que detener el encuentro y al menos unos 15 minutos después tanto jugadores, reporteros, silbantes y aficionados seguían resguardados en la cancha.

Pues las cosas en los pasillos y en las inmediaciones seguían muy complicadas, por lo que los presentes decidieron continuar en esa zona por miedo a estos pseudoaficionados.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.