En plena AP-7, la autopista que transcurre por la costa del Mediterráneo español y que desemboca en la ciudad de Barcelona, los Mossos d’Esquadra interceptaron un turismo con cinco personas en su interior que llevaban 100 kilos de cogollos de marihuana. Ocurrió a la altura de Vila-Seca, en la provincia de Tarragona. 

Mossos

En el marco del minucioso registro efectuado al automóvil, los policías hallaron armas simuladas y distintivos tales como placas y otros anagramas de policía falsificados, supuestamente utilizados para dar vuelcos de droga a otras organizaciones criminales suplantando a agentes de la autoridad. Los cinco sospechosos ingresaron en prisión de forma incondicional.

Post Views: 32





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.